Acceso rápido
       Categorías de artículos
       Últimos artículos
       Artículos más leídos
       Artículos más valorados
Autor:  Antxón Sarasqueta  (antxon@sarasqueta.com)
Fecha:  Miércoles 14 de junio de 2006
Categorías:  
El telón ya se ha levantado

Si Zapatero ha decidido romper el consenso y negociar con los terroristas, carece de sentido volver sobre ello. Lo esencial es la alternativa que lidera Rajoy y los nuevos equilibrios que conforme para combatir y tratar de ganar a un proyecto de izquierdas radical y totalitario.

Algunos de los asistentes a la conferencia estábamos tomando el aperitivo en una de las salas del Hotel Fairmont en San Francisco, y se suscitó el debate sobre los cambios del momento(1987). Se incorporó Henry Kissinger y tras pedir una coca-cola entró en el debate. Enseguida me vino a la memoria uno de sus libros académicos con el que disfruté: “Un mundo restaurado: Metternich, Castlereagh y los problemas de la paz 1812-1822”. Creo que fue su primer libro y se lo mencioné, pues en realidad las épocas de cambio en el orden nacional o internacional ponen siempre a prueba los liderazgos. “Pocos líderes saben jugar con el equilibrio”, comentó .

En uno de los capítulos Kissinger se recrea en las palabras de Metternich, quien señala que una vez levantado el telón es un absurdo volver a plantearse la cuestión sobre tal decisión. No hay retorno posible. Para la gente inteligente, dice el ministro de exteriores del imperio austriaco, la esencia del problema está en decidir si se levanta o no el telón, no después.

Me pareció que Mariano Rajoy dio por levantado el telón la pasada semana
, cuando certificó que el nuevo rumbo anunciado por el PSOE de negociar con los terroristas de ETA-Batasuna, suponía la ruptura entre las dos grandes fuerzas nacionales. Moncloa y los socialistas -y algunos medios de comunicación- tratan de darle muchas vueltas sobre la conveniencia o no de volver al pacto antiterrorista, pero todo esto es para distraer la atención.

Sin embargo, la mayoría de los espectadores ya conocen la obra y el papel de cada uno de sus protagonistas. En la manifestación de la AVT el sábado, observé a través de los comentarios y pancartas que la gente ya sabe el papel de cada uno. Y como decía Metternich, una vez que comienza la obra los espectadores también forman parte -son protagonistas- de la representación. Cada uno a su manera y con sus reacciones. La gente va sabiendo quién es el traidor y el leal al pacto antiterrorista, quien es el mentiroso y quienes los engañados. Cuando más avancemos en el proceso, más claro estará todo para todos.

De momento, quienes creían que el llamado 'proceso de paz' iba a obnubilar al respetable y que el presidente José Luís Rodriguez Zapatero les iba a engañar, ya han visto que no es así. Hay más desconfianza y resistencia en la sociedad española, que apoyo.

La opinión pública va uniendo las piezas y observa como todo forma parte de una misma obra. Se empieza a recapitular la historia. Aparecen libros, se tira de hemeroteca, se realizan documentales. Todo empezó con la caída forzada de Nicolás Redondo Terreros al frente del socialismo vasco, y el giro de Zapatero hacia el nacionalismo y la frontera del terrorismo etarra. Luego vendría el pacto del Tinell para excluir al PP y orquestar una campaña de destrucción de la principal -y única- oposición. Y enseguida el pacto de Perpiñan de Carod Rovira con ETA, y a su vez con Zapatero en el Gobierno.

La reconstrucción del proceso es una sucesión de imágenes que desde hace años vienen tejiendo y conformando una malla de intereses y alianzas que pasan por Zapatero, y que le unen a ETA. Esta es una obra en la que cada acto da sentido a los anteriores y poco a poco se va revelando la trama completa. 

Pascual Maragall acaba de decir que “esperen al País Vasco porque aún no está legalizada Batasuna que cuando lo esté…”. El presidente de la Generalidad sabe de que habla porque es
muñidor principal de este proceso. Empezando por el cambio de liderazgo y del rumbo del socialismo vasco que le ha llevado a entenderse con Batasuna. Con sus palabras Maragall da más sentido a las del propio Zapatero cuando dijo que la imagen sonriente de la diputada socialista Gemma Zabaleta con la abogada de Otegi y de muchos terroristas, las percibía en
clave de futuro.

Si Zapatero ha decidido romper el consenso y negociar con los terroristas, carece de sentido volver sobre ello. Lo esencial es la alternativa que lidera Rajoy y los nuevos equilibrios que conforme para combatir y tratar de ganar a un proyecto de izquierdas radical y totalitario.
Valora este artículo (Índice VAC) Versión simple
Confianza   
Transparencia   
Hacer comunidad   
Conocimiento   
Calidad   
Valora según tu opinión qué representa cada uno de los atributos en este artículo.

Al pulsar el botón Valorar verás el gráfico VAC de tu valoración y de la media de los demás lectores.

Quiero saber más
sobre el Índice VAC
Comenta este artículo
(Los comentarios son moderados por el administrador de la web)
Buscador de Artículos

Buscar
Glosario
Buscar
Artículos  RSS
Acceso usuarios
Usuario:
Contraseña: