Acceso rápido
       Categorías de artículos
       Últimos artículos
       Artículos más leídos
       Artículos más valorados
Autor:  Antxón Sarasqueta  (antxon@sarasqueta.com)
Fecha:  Miércoles 20 de junio de 2007
Categorías:  
La gran nación

“A partir de la autodeterminación del País Vasco se va a la disolución de la Nación española”, le dice el político Jaime Mayor Oreja al escritor Cesar Alonso de los Rios en esta obra que es representativa del debate político que se vive en la España de 2007

La diferencia entre sentirse parte de la nación y el ser nacionalista es la que hay entre una nación de todos y una nación solo de los nacionalistas. Una nación es una “gran nación” si es de todos, y deja de serlo si es solo de los nacionalistas. Dicho de distintas maneras esto es lo que he encontrado en el libro Esta gran nación que han hecho conjuntamente Cesar Alonso de los Ríos y Jaime Mayor Oreja.

Dice Jaime Mayor en una parte del libro, confeccionado en el formato de conversación entre el escritor y el político, que “nadie sabe la trascendencia que para mí ha tenido y tiene la sabiduría, y al mismo tiempo la sencillez, el sentido común y la honestidad de José María Muguruza”.

A muchos les puede sorprender que valorando la lucidez del amigo en un libro donde hay tantas revelaciones y claves políticas, esté la explicación de un problema aparentemente complejo. Pero no, la comprensión de los problemas sigue la lógica del sentido común. La sabiduría nace del sentido común, nunca al revés. Todo el mundo da por supuesto que un sabio tiene sentido común, pero nadie asocia a un terrorista con el sentido común.

En esta obra y cada vez más en el debate político nacional se está poniendo de relieve la decisión que tienen que adoptar en el inmediato futuro los españoles. ¿Quieren seguir siendo parte de una gran nación, o quieren vivir un proceso de fragmentación y ruptura del Estado y de la nación? ¿Quieren los españoles vivir en un régimen de libertades o sin ellas?

Las escenas de estos días hablan por sí solas de lo que representa en la práctica un régimen político controlado por la amalgama de fuerzas radicales de la izquierda, el nacionalismo, y los terroristas. Nacionalistas que bajo la amenaza o por deseo propio dejan que el poder institucional lo controlen los terroristas, un Gobierno de la nación que hace que los contribuyentes financien a los terroristas mediante sus impuestos, y -sobre todo- un gran montaje para que siga desarrollándose este proceso de involución democrática mediante la apariencia de normalidad.

ETA, Navarra, el Pacto del Tinell…pactos, alianzas, procesos, pilotados todos por José Luís Rodriguez Zapatero con los grupos independentistas y con ETA, son partes de un mismo proyecto -el suyo- para cambiar el régimen político. El proceso de Zapatero con ETA es un eje central de ese proyecto, pero lo sustantivo es el cambio de régimen. Un régimen en el que los ciudadanos carezcan de una alternativa real de Gobierno.

El PSOE no lo pudo dejar ayer más claro: en Navarra todo menos que gobierne UPN, que es el partido que ha conseguido una vez más el mandato mayoritario de los navarros. Lo que significa que prefieren gobernar Navarra con los independentistas vascos en contra de la mayoría de lo que han votado los ciudadanos.

Esta no es una decisión cualquiera del PSOE: es la de un partido que hace expreso su propio cambio político a favor de quienes quieren romper el modelo de Estado y el propio sistema constitucional. No es que sea nuevo, porque el PSOE ya lo hizo en el Pacto del Tinell con ERC y Jose Lluis Carod-Rovira, pero confirma su proyecto de ruptura.

El proyecto de poder de Zapatero parte de una renuncia básica: la de que España siga siendo una gran nación. Por eso le apoyan los independentistas y pacta un proceso político con los terroristas. Pero tiene su propia lógica: el PSOE se ha convertido en un partido de poder. El poder por el poder.

Todo esto es indoloro para el protagonista -Zapatero- porque ha blindado su verdad, pero delata la carencia de sabiduría, por falta de sentido común. Nadie con sentido común se cree que ETA y los independentistas quieran pactar con Zapatero y el PSOE para hacer una gran nación española. Y una nación solo es grande si está llena de sentido común y hace que sea patrimonio de todos.

Artículo de Antxón Sarasqueta publicado en La Gaceta de los Negocios el 19-6-2007
Comenta este artículo
(Los comentarios son moderados por el administrador de la web)
Buscador de Artículos

Buscar
Glosario
Buscar
Artículos  RSS
Acceso usuarios
Usuario:
Contraseña: