Acceso rápido
       Categorías de artículos
       Últimos artículos
       Artículos más leídos
       Artículos más valorados
Autor:  Antxón Sarasqueta  (antxon@sarasqueta.com)
Fecha:  Miércoles 21 de mayo de 2008
Categorías:  
La democracia occidental está obnubilada

La principal amenaza para la democracia occidental es su propia crisis de orientación, que tiene en España uno de sus casos más paradigmáticos.

Precisar las palabras y las cosas forma parte del valor metódico, pero cuando nos referimos a cuestiones que pueden tener un significado y contextos tan variados y contrarios, hay que hacerlo con más razón. En este caso me refiero a la crisis de orientación que vive la democracia occidental, y en ese contexto el caso español porque resulta paradigmático.

¿Donde está pinchando -y desconcertada- la democracia occidental? En su debilidad y sentimiento de derrota ante sus propios valores. Tanto en sus valores sociales, como en los nacionales, éticos y morales.

Lo cual, efectivamente, es paradójico, porque el progreso alcanzado en el siglo XXI, si entendemos por progreso la libertad del hombre, razón, conocimiento, y bienestar, se debe especialmente a las democracias occidentales y a su modelo liberal.

Pero la democracia occidental, se mire por donde se mire, está obnubilada


Basta cuantificar y cualificar lo que representa el concepto de ‘crisis’ en la terminología mediática de cada día, para comprobar que la crisis de la democracia occidental es la suya propia. Es incapaz de defender lo que ha conseguido, y de defenderse frente a sus enemigos, en ideas, valores y potencias nacionales que atacan nuestro modelo.

La democracia occidental está a la defensiva, y la libertad nunca gana estando a la defensiva. Si la democracia occidental consiguió la caida del imperio totalitario del comunismo fue por estar a la ofensiva. Por defender sus valores con sus propias ideas, armas y bagajes.

La democracia occidental está fundamentada en el Estado-nación, en los valores morales y religiosos del cristianismo, en la libertad y soberanía de la persona (libertad individual), en la igualdad de oportunidades, en la solidaridad y la justicia. Esto es un todo, porque es un modelo de civilización para las personas, los negocios, la familia, para la nación, o para un grupo de naciones y sociedades aliadas que comparten y defienden los mismos valores.

La desorientación proviene de cuestionarse su propio modelo y de ceder a quienes en el proceso de convergencia al que conduce una globalización, quieren imponer sus valores contradictorios con la libertad.

Padres que ganan la batalla de la libertad

Los padres que han conseguido mediante sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía defender la libertad de educación frente al adoctrinamiento ideológico que supone la ley de educación para la ciudadanía del Gobierno socialista, están orientados. Han sabido defender sus valores. Los que han dado el progreso a nuestra civilización. Por contra, el presidente Bush, que ha defendido -y conseguido- establecer el principio de ruptura del Estado-nación en Kosovo, está desorientado. Puede no estarlo respecto a sus intereses nacionales (lo cual obviamente desconozco) pero si respecto a su responsabilidad como líder de las democracias occidentales.

Los que provocan las crisis del Estado-nación en el Reino Unido, Bélgica, Italia o España, no necesitan el caso de Kosovo, pero que duda cabe que es un incentivo para ellos, que la Unión Europea y su modelo de sociedad lo pagará caro.

En España Zapatero no tiene ninguna crisis de orientación. Lo tiene claro. Defiende el diálogo con los terroristas, el cambio del Estado-nación por la nación de naciones, y la alianza de civilizaciones entre demócratas y totalitarios. Ha defendido las tres cosas abiertamente, aunque mediante engaños y falsedades.

No veo por qué el partido del centro-derecha español (PP) y lo que representa sociológicamente tendría que tener ninguna duda ni caer en una crisis de orientación. Le basta con defender lo contrario, no por oponerse, sino porque representa lo contrario.

Artículo de Antxón Sarasqueta publicado en La Gaceta de los Negocios el 20-5-2008
Referencias de este artículo
La sociedad vencida
Comenta este artículo
(Los comentarios son moderados por el administrador de la web)
Buscador de Artículos

Buscar
Glosario
Buscar
Artículos  RSS
Acceso usuarios
Usuario:
Contraseña: