Acceso rápido
       Categorías de artículos
       Últimos artículos
       Artículos más leídos
       Artículos más valorados
Autor:  Antxón Sarasqueta  (antxon@sarasqueta.com)
Fecha:  Domingo 22 de junio de 2008
Categorías:  
Diagrama del proceso de ingeniería social en España

En su crítica a todas las formas de totalitarismo, La Sociedad Abierta y sus Enemigos, Karl Popper, denunció el proceso de ingeniería social

Desde que llegó al poder en 2004 José Luís Rodriguez Zapatero ha dirigido, en alianza con las minorías radicales de izquierda y nacionalistas, un proceso de subversión de los valores constitucionales establecidos en la Constitución de 1978 aprobada en referendum por el 85% de los españoles.

Esta subversión consiste en que los valores establecidos dejen de ser lo que son, y pierdan su sentido para adquirir el sentido contrario. Es un proceso de ingeniería social y política como la que Karl Popper describió en La Sociedad Abierta y sus Enemigos (1945), como crítica a todas las formas de totalitarismo. En su diccionario la RAE resalta que subvertir es destruir “especialmente en lo moral”.

En este diagrama visual se recogen 10 casos prácticos de ese proceso, que se desarrolla aplicando un sistema de desinformación en el que la mentira, la ocultación, tergiversación, y las falsas apariencias, encubren la realidad del proceso a la opinión pública.

Donde la Constitución habla de España como “indisoluble unidad de la Nación” (art.2), los socialistas han promovido a partir de los textos del Pacto del Tinell (14-12-03) y del nuevo estatuto catalán (2006) un nuevo modelo de Estado confederal y de ‘nación de naciones’.

Cuando la Constitución habla de Estado ‘no confesional’, los socialistas hablan de un nuevo ‘Estado laico’ para imponer su ideología laicista a una sociedad muy mayoritariamente católica. Solo el 0,9 por ciento de los españoles se han pronunciado a favor de un Estado laico [ver encuesta CIS]. “El PSOE promoverá…la aconfesionalidad y laicidad del Estado, dice el programa electoral socialista de 2008, pag.232. El PSOE conmemoró el aniversario de la Constitución de 2006 con un manifiesto laicista.

La Constitución obliga a los poderes públicos “a garantizar el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”, (art. 27) pero el Gobierno impone la educación para la ciudadanía transgrediendo la neutralidad ideológica, tal y como ha sentenciado el tribunal (TSJA, 30-4-08).

La Constitución establece el castellano como “lengua oficial del Estado” (art.3), pero donde gobiernan socialistas y nacionalistas (Cataluña, Galicia, Baleares, País Vasco) pasa a ser una segunda lengua. El propio presidente socialista admite que le parece bien que un comerciante de Barcelona sea multado por rotular su tienda en castellano (7-3-08).

USURPAR EL PODER A LA VOLUNTAD DE LA MAYORÍA

Donde la Constitución establece la “igualdad de los españoles en los territorios del Estado (art.139), los socialistas han desarrollado un sistema que ellos mismos han definido como de asimetría y bilateralidad que esconde un entramado legislativo de privilegios, arbitrariedad y desigualdades. Hasta en 15 ocasiones se habla en el nuevo estatuto catalán de bilateralidad entre el gobierno catalán y el Estado.

Si la Constitución establece la igualdad de los españoles ante la ley y la no discriminación por razón de sexo (art.14, 35…), el Gobierno socialista ha impuesto la discriminación penal mediante una ley de violencia doméstica en la que por el mismo delito la pena es mayor para el hombre que para la mujer.

La suma de voluntades contrarias -gobierno de las minorías- contradice el principio electoral democrático y legal de la voluntad de la mayoría del pueblo


En su capítulo Libertad e igualdad (art. 9) la Constitución dice que “corresponde a los poderes públicos…remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud -de igualdad del individuo- y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política”. Zapatero promovió una ley de Igualdad que sustituye la igualdad de las personas como individuos, sometiéndoles a un sistema de cuotas por el que si, por ejemplo, una candidatura electoral está compuesta libremente únicamente por mujeres, es ilegal en la nueva legislación española (caso del pueblo tinerfeño de Garachico recurrido al Tribunal de Estrasburgo de Derechos Humanos).

La ley del matrimonio gay forma parte de ese proceso de ingeniería social y político para desnaturalizar el ser -que es la familia- y subvertir el orden de valores. La Constitución tiene un artículo (art. 32) dedicado al matrimonio contraido entre un hombre y una mujer, pero al aprobar la ley que autoriza el matrimonio entre personas del mismo sexo, los socialistas cambian la estructura de la familia y de facto la estructura social, imponiendo su doctrina ideológica radical.

Nada más llegar al Gobierno, Zapatero derogó el Plan Hidrológico Nacional (PHN), que había sido aprobado por más del 80% del Consejo Nacional del Agua a propuesta del Ejecutivo de Aznar. Del agua para todos se pasaba a la guerra del agua entre comunidades, pero el método de divide y vencerás forma parte de la estrategia de poder socialista. Y donde la Constitución establece que “Los poderes públicos velarán por la utilización racional de todos los recursos naturales con el fin de proteger y mejorar la calidad de vida” (art. 45), que es lo que garantizaba el PHN, los socialistas lo han convertido en un instrumento de poder partidista, distribuyendo los recursos hídricos en función de sus intereses de poder y afinidad política de los gobiernos autonómicos.

Las voluntades de las minorías suplantan la voluntad de la mayoría ---->

Pero uno de los principales elementos de este proceso de ingeniería social y política está basado en un mecanismo de poder que subvierte el orden democrático, sustituyendo el principio de el gobierno de la mayoría por b>el gobierno de la suma de minorías. En su preámbulo la ley electoral española (Ley Orgánica 5/1985) deja claro que uno de los principios es “la emanación de la voluntad mayoritaria del pueblo”. Sin embargo, esto ha sido sustituido por la suma de minorías que habiendo perdido las elecciones se hacen con el poder al no tener el partido ganador una mayoría absoluta, aunque la diferencia sea tan significativa como las del PP en Galicia y Baleares.

En democracia la suma de minorías no puede representar la voluntad de la mayoría porque son voluntades minoritarias contrarias entre sí -es distinto cuando los electores votan a una coalición de partidos, o se coaligan partidos afines ideológicamente. En la práctica es un fraude al electorado y a la democracia, pero que gobiernen los que han perdido y pasen a la oposición los que han tenido el apoyo de la mayoría, en España se ha instalado como algo normal.

En eso consiste el proceso estratégico de ingeniería social y política, en subvertir los valores democráticos y constitucionales para conseguir que se acepte como normal lo contrario de lo que representan sus valores y reglas.

[Diagrama y artículo de Antxón Sarasqueta que el autor citó como referencia en su conferencia en el Rotary Club Madrid pronunciada el 17-6-08]
Referencias de este artículo
Cumplir las reglas
La democracia radical en vivo
La nación del Tinell
Desnaturalizar las cosas
España, laboratorio radical
Cuando las minorías se imponen a las mayorías
Comenta este artículo
(Los comentarios son moderados por el administrador de la web)
Buscador de Artículos

Buscar
Glosario
Buscar
Artículos  RSS
Acceso usuarios
Usuario:
Contraseña: