Acceso rápido
       Categorías de artículos
       Últimos artículos
       Artículos más leídos
       Artículos más valorados
Autor:  Antxón Sarasqueta  (antxon@sarasqueta.com)
Fecha:  Domingo 22 de junio de 2008
Categorías:  
La alternativa al socialismo es la Sociedad de la Información

Conferencia de Antxón Sarasqueta en el Rotary Club Madrid pronunciada el 17 de Junio de 2008

Dentro de la crisis general, España tiene una crisis propia de modelo. España no vive una crisis de cambio y modernización, sino una crisis de desgaste e involución.
España ha cambiado el rumbo de su proceso de adaptación a la globalización y a la sociedad de la información, que son una misma realidad de nuestro tiempo.

El gobierno socialista de Zapatero ha frenado el proceso de reformas abierto por los gobiernos populares durante el periodo 1996-2004. La reelección de Zapatero el 9 de Marzo de 2008, supone que la mayoría de los españoles eligieron un modelo de crísis y no una alternativa de cambios y reformas.

[ Las nuevas medidas gubernamentales de penalizar el consumo de la electricidad de los usuarios, simboliza la penalización de la propia sociedad de la información, que tiene en la electricidad su energía directa básica ]. Leer artículo Progresistas contra el progreso

La prioridad, orientación y recursos del poder socialista que dirige Zapatero, es el de la consolidación de un régimen político que le proporcione la hegemonía, compartida con las minorías radicales y nacionalistas de dentro y fuera de su propio partido.

Esto ha impedido que España evolucione de la Transición a la información. Del modelo político de la Transición democrática de 1978, al modelo de la sociedad de la información como motor de desarrollo. No se ha producido el salto de un modelo político y social de orden burocrático a un modelo de orden científico como es la sociedad de la información. Lo cual tiene un coste.

Zapatero se enfrenta a la sociedad de la información

Seguir utilizando estructuras burocráticas en la realidad de la sociedad de la información es un contrasentido que tiene un alto coste. Por ejemplo, la falta de un modelo de información en el funcionamiento del sistema judicial hace que para millones de personas su vida sea una pesadilla.

En España esta pesadilla se prolonga durante meses y años. “Los casos judiciales pendientes rondan el millón”, estimó el presidente del Consejo General de la Abogacía Española, Carlos Carnicer, en declaraciones a la prensa el 7 de Mayo de 2008. Un sistema judicial que se rige por un modelo político e ideológico está condenado al fracaso. Es incompatible con la sociedad de la información.

Modernizar un sistema, el judicial o cualquier otro, pasa por implantar un modelo estructural de información inteligente, no basta con poner ordenadores.

El resultado contrario es el ofrecido por el proyecto de comunicación Aldea Digital implantado en las escuelas rurales en 1998, y que es hoy un modelo de éxito y de referencia a nivel internacional.

Con independencia de otros factores de orden cultural, hay una razón de fondo, ideológica y de poder, por la que el modelo de Zapatero se enfrenta al de la sociedad de la información. Por eso el Gobierno socialista ha puesto en vigor un nuevo impuesto directo (conocido como canon digital) contra todos los productos y servicios que desarrollan la sociedad de la información.

El modelo socialista de Zapatero opera mediante un sistema de desinformación. La diferencia es sustancial: la información forma, y la desinformación deforma y descompone. Una sociedad desinformada es débil y manipulable desde el poder político.

Desde que gobierna Zapatero el sistema que rige es el de la desinformación, que consiste en fabricar una realidad artificial por encima de la realidad objetiva. La realidad artificial es controlable por quien la crea, mientras que la realidad objetiva no es controlable por nadie. Ver artículo El sentido de las frases sin sentido

El modelo socialista es la desinformación

Desde que Gobierna Zapatero esto es el día a día. Al pacto y al diálogo con los terroristas la maquinaria de propaganda de Zapatero le llamó proceso de paz; al envío de tropas a las zonas de guerra internacionales les llama misiones de paz; mientras los socialistas gobiernan -hoy- con los más radicales e independentistas en Cataluña, Baleares y Galicia, tachan al PP de radicales y extremistas; para que la opinión pública no perciba que ha sido engañada, a los trasvases de agua les llaman conducción; la negativa a utilizar la palabra crisis para negar la realidad a los ciudadanos, se ha convertido en uno de los episodios más grotescos.

[De igual forma que la noche electoral del 27 de Mayo de 2007 el secretario socialista José Blanco explicó que si quitaban Madrid el PSOE ganaba, y no el PP, como ocurrió, Zapatero explicó hace quince días en la clausura del 50 aniversario del Círculo de Economía, que si se eliminaban los precios del petróleo y de los alimentos básicos “hoy tendríamos la inflación al 2,5” - y no al 4,7 como ocurre. Distorsionar la realidad para que en la mayoría de la opinión pública no se consolide un criterio objetivo y mensurable de la misma, es una de las técnicas del sistema socialista de desinformación]

La transformación del régimen político español como la desarrollada por Zapatero requiere un proceso de ingeniería social Ver Diagrama del proceso de ingeniería social en España, y la desinformación es el sistema operativo de la materialización de ese proceso. Qué es el nuevo atlantismo?

Descifrar el sistema operativo de la ingeniería social

La desnaturalización del ser de las cosas y de los valores, es el eje de ese proceso de ingeniería social. España deja de ser una nación para ser una nación de naciones; todos los derechos y libertades garantizados en la Constitución se alteran mediante un orden legislativo y normativo dominado por la arbitrariedad del poder a escala nacional o autonómico, que hace que a su vez las personas pierdan su soberanía y la igualdad de derechos y oportunidades por razón de la lengua, lugar de residencia, sexo, religión o ideología.

Los padres dejan de tener el derecho y la garantía de que sus hijos sean educados de acuerdo con sus convicciones morales y religiosas; los alumnos o comerciantes que quieren comunicarse en castellano en regiones de gobiernos nacionalistas son penalizados; los acusados por delitos de tráfico han perdido sus derechos de presunción de inocencia, y han sido sustituidos por la presunción de culpabilidad (en la práctica legal los abogados defensores no pueden interrogar a los agentes que han instruido las pruebas); y así en todo, sin excepción alguna.

El sistema de desinformación es lo opuesto a la sociedad de la información, el cual implica un modelo que rige a través de los valores de transparencia, conocimiento, libertad, creatividad, competitividad, cooperación…Todos ellos valores que fortalecen una sociedad crítica y creativa. En definitiva, un modelo de valor añadido, en el que la mayor transparencia permite a cualquier persona verificar al instante la información; en el que se promueve el conocimiento y no la propaganda ideológica partidista; en el que se promueve la cooperación entre todas las partes, propio de un modelo de convergencia como es la globalización en lugar de utilizar el sectarismo político e ideológico como instrumento de división y confrontación.

Un modelo en el que se premia y promueve la competitividad, incluido el desarrollo masivo de las tecnologías de la información, y no un modelo en el que se utilizan las aulas para adoctrinar ideológicamente a los alumnos, y a las empresas y los presupuestos del Estado como instrumentos del poder político.

El círculo virtuoso de la Sociedad de la Información

Todo esto hace que España sufra como país el coste de su inadaptación al desarrollo de la globalización y de la sociedad de la información, aunque tenga empresas y sectores que sean punteros a escala internacional en las comunicaciones, el comercio, la energía, las finanzas, y las nuevas tecnologías.

En las dos primeras semanas de este mes de Junio se han producido más de una decena de descubrimientos y presentaciones en el campo científico de las tecnologías de la información, que dan una nueva dimensión de escala y operatividad inteligente de la sociedad. En todos ellos han intervenido universidades de Japón, Reino Unido, Alemania, Estados Unidos, en combinación con instituciones y empresas que van desde la NASA, y las Fuerzas Armadas norteamericanas, al Real College de veterinaria en Inglaterra. Son -todos- producto de un modelo de liderazgo de la sociedad de la información, en las prioridades, cultura, orientación de recursos, estrategia nacional, social y empresarial.

La actual orientación política de España le aleja de ese desarrollo, y le hace más dependiente y menos competitiva en términos de presente y de futuro.

El mayor valor y liderazgo de una alternativa política, científica, e intelectual, en España, está en un modelo global y representativo de la sociedad de la información. Un modelo que hace de cada uno -persona, organización e institución- un potencial de desarrollo de todos, y en beneficio de todos y de cada uno.

En cada biblioteca municipal, en cada comercio, institución o empresa -pequeña o grande-, y en cada mente y rincón físico, hay un potencial de desarrollo, que añade valor y se beneficia del mismo en un círculo virtuoso consustancial con la sociedad de la información.
Pero para ello hay que apostar por la alternativa de este modelo con todas las consecuencias.

[Conferencia de Antxon Sarasqueta, invitado por el Rotary Club Madrid en el Hotel Palace de Madrid el 17 de Junio de 2008]
Comenta este artículo
(Los comentarios son moderados por el administrador de la web)
Buscador de Artículos

Buscar
Glosario
Buscar
Artículos  RSS
Acceso usuarios
Usuario:
Contraseña: